Chalet de Jerónimo Sal Lence (Recopilatorio Mario Novoa)   Leave a comment

   Inicio aquí una serie dedicada al vecino de Os Castros, Mario Novoa, al que el barrio le debe que una parte importante de su historia no se vaya por los desagüaderos del olvido. Él fue el responsable durante muchos años de llenar de contenidos la revista que se publicaba con motivo de las fiestas de Os Castros en el mes de julio. A tal efecto la trufó de narraciones y fotografías. Es esta segunda parte la que pretendo rescatar para este blog.

    Arranco con uno de los elementos arquitectónicos más singulares que tuvo el barrio tanto por su empaque como las singularidades de su historia. Lo primero que me ha llamado la atención es cómo la historia de esta casa que perteneció a un hombre con notoriedad en el barrio ha poco menos que desaparecido. En resumen el teniente Jerónimo Sal Lence fue médico en el Sanatorio Marítimo de Oza durante mucho tiempo. Tuvo un hijo que se le murió y por eso, a su propia muerte, donó posesiones a la administración pública, entre ellas la casa que vemos y veremos en más fotos.

   Esa casa se transformó en un colegio que asumió al ubicado en una casa de Casablanca y que se quedaba pequeño. Con el tiempo el caserón de Sal Lence también se quedaría pequeño y en el lugar se hizo un colegio más grande. Lo curioso del caso es que siendo la propiedad de un señor con posibles de la que, a buen seguro, tenía un sin fin de fotos y pasando luego a ser una entidad pública, apenas se encuentren tres o cuatro fotos de la vida de ese edificio ¿Estarán en algún lugar arrumbadas y nadie se toma la molestia de  hacerlas públicas?

.

Os Castros – Chalet de Jerónimo Sal Lence – Colegio Sal Lence – Revista Fiestas Os Castros 1991 – Mario Novoa

.

   Intento resolver un poco del cacao que hay entorno a este colegio al que damos el nombre de una persona que “no es la que es”. El colegio en su origen se llamó “Grupo Escolar Teniente Médico Sal-Lence”. Este tal “teniente” es Jerónimo Sal-Lence Hervada hijo del “comandante médico” Jerónimo Sal Lence. El teniente murió en 1936 durante la guerra civil. Su padre decidió regalar el “chalet” a la administración pública para honrar la memoria de su hijo de manera que el nombre del colegio evoca al hijo, no al padre. La manera de llegar a esta confusión es que hoy día el nombre del colegio es sólo “SAL LENCE” y como el hijo apenas pudo hacer nada en la vida porque murió joven y el padre siguió siendo una persona “importante”, respetada y adinerada, pues nos hemos “fumado” al hijo y nos acordamos del padre. Al cacao contribuye el tema de los apellidos, al llevar el hijo los mismos que el padre y otro más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: